Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

23 Septiembre 2016

La nueva ley de comercio catalana liberaliza las rebajas

La nueva ley de comercio de Cataluña ampliará a 75 horas semanales la apertura comercial, frente a las 72 actuales y las 90 horas de la normativa estatal, y permitirá a los comerciantes decidir cuándo hacen las rebajas, aunque recomendará que sean en los dos periodos de verano e invierno, según afirma la agencia de Comunicación, EFE.

En un encuentro con periodistas, el conseller de Empresa, Jordi Baiget, y la directora general de Comercio, Montse Vilalta, han dado a conocer las principales líneas de la nueva ley catalana de comercio elaborada por su departamento, que ahora será enviada al Consejo de Trabajo Económico y Social y a la comisión de gobierno local y que el Govern quiere aprobar antes de final de año.

Baiget ha asegurado que esta ley de comercio no se redacta porque lo obligue el Fondo de Liquidez Autonómica o FLA, sino para intentar ordenar y compilar la normativa en el entorno del comercio y continuar con el proceso de la simplificación normativa.

También pretende dar "seguridad jurídica"y "defender" el modelo de comercio catalán, que permite el equilibrio entre las diversas tipologías comerciales", y en el que ha habido "muchas injerencias" estatales y del Tribunal Constitucional.

La normativa del comercio catalán tendrá dos "patas", ha dicho el conseller, esta nueva ley de comercio y la ley de equipamientos comerciales, que queda como está.

La nueva ley de comercio establecerá unos periodos de rebajas "recomendados" al año, que serán las de invierno y las de verano, pero, en ningún caso será obligatorio, como hasta ahora, y los comerciantes podrán hacer lo que crean conveniente "respetando siempre la calidad del producto", aplicando las rebajas sobre los mismos productos de temporada.

Baiget ha dicho que la Generalitat ha hablado con el sector y con los consumidores y que la "realidad" es que están apareciendo nuevas fórmulas y modelos comerciales, especialmente el comercio electrónico, y "queremos darle a nuestros comerciantes las herramientas para que puedan competir en igualdad de oportunidades".

La normativa también contempla que se ha de especificar de manera clara qué son rebajas, en las que han de venderse productos de temporada, liquidaciones, que son venta a pérdidas por un motivo concreto, saldos, que también es a pérdidas, u outlets, productos que llevan a la venta unos meses y no pueden venderse a pérdidas.

En cuanto a los horarios comerciales, la Generalitat ha decidido ampliar de 72 a 75 horas máximas la apertura comercial a la semana, de lunes a sábado.

Baiget cree que es "lo suficientemente flexible para todo el mundo" y este número de horas es el que más consenso reúne, pese a que hay comerciantes que quieren más y otros, menos.

La Generalitat seguirá permitiendo la apertura de ocho festivos al año más los dos festivos decididos por los ayuntamientos, aunque si hay tres festivos seguidos, al menos uno ellos ha de ser de apertura comercial.

Como hasta ahora, en los municipios de más de 5.000 habitantes, los comercios de menos de 150 metros destinados a alimentación podrán abrir cuando quieran, así como en los municipios de menos de 5.000 habitantes estos mismos comercios, con independencia de su actividad.

La regulación para los municipios turísticos continuará igual que hasta ahora, con una petición del ayuntamiento y una exposición de causas, pero con la novedad de que habrá que renovar la licencia de los mismos cada cuatro años.



     
MM Mass Media
C/ Hermosilla, 64 . 28001 Madrid
Tlf.:914310839

Conecta