Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

27 Noviembre 2013

Latinoamérica se frena en el cuarto trimestre

La inversión vuelve a mirar a Europa

La economía mundial crecerá un 2,9 % en 2013 y 3,6 % en 2014 con cierta desaceleración en las economías emergentes y recuperación en las desarrolladas de forma que las tensiones financieras disminuyen en Latinoamérica y se estabilizan los flujos de capitales, pero la región sigue enfrentando un entorno exterior menos favorable..

Perú, Chile y Colombia mantendrán, junto con Paraguay, el mayor crecimiento en la región en 2013 y 2014. Por otro lado Brasil mantendrá un crecimiento moderado. La heterogeneidad del crecimiento en la región estará marcado por los dos extremos: Perú crecerá 5,6 % en 2014, Colombia 4,7 % y Chile 4 %, mientras que Paraguay lo hará en 5,3 %. Por otro lado, anticipamos un crecimiento en 2014 de 2,8 % en Brasil, por el endurecimiento monetario, la incertidumbre asociada al proceso electoral y los problemas estructurales de su economía. De este modo, si excluimos a Brasil y México, el crecimiento en la región sería del 3,5 % en 2014, con tendencia ascendente, convergiendo hacia su potencial cercano al 4 % en los próximos años.

El ciclo económico mejora sobre todo en las economías avanzadas, aunque lejos todavía de una recuperación clara, con dos rasgos generales que han caracterizado el último trimestre desde un punto de vista macroeconómico. Por una parte, la evolución de los indicadores de confianza de los agentes económicos y de volatilidad en los mercados financieros ha continuado reflejando la baja posibilidad de eventos de riesgo de cola, disruptivos para el panorama global. Así, la recuperación económica continúa asentándose y tiene menos riesgo de descarrilar. Sin embargo, también durante el trimestre se han registrado eventos que contribuyen a un escenario de recuperación global débil, muy acotada en el horizonte de uno o dos años. Eventos con impacto presente (cierre parcial del gobierno en EE. UU.) pero también futuro (la más o menos pronta salida de los excepcionales apoyos de liquidez).

Mejora la percepción sobre Europa y se disipan los riesgos más extremos. Siguen las reformas hacia una mejor gobernanza y el crecimiento vuelve a percibirse, ya que continua mejorando la situación económica, hasta el punto que la zona euro salió de la recesión en el segundo trimestre de 2013, tras 6 trimestres de recesión, con un crecimiento del 0,3 %. La lectura de los datos es positiva en dos aspectos, pues el reciente rebote se fundamenta también en una mejora de la demanda doméstica y la mejora de la actividad se extiende también a la periferia, contribuyendo a eliminar los riesgos sistémicos que caracterizaron trimestres anteriores. La recuperación de actividad ha venido facilitada por una disminución de las tensiones financieras en la zona y por una relajación (de facto) de los objetivos de más corto plazo de consolidación fiscal, implícitamente tolerada por las autoridades europeas.



     
MM Mass Media
C/ Hermosilla, 64 . 28001 Madrid
Tlf.:914310839

Conecta