Publicidad

El Corte Inglés crea un showroom para presentar su marca propia de juguetes

El Corte Inglés crea un showroom para presentar su marca propia de juguetes

Por primera vez, esta se muestra bajo una propuesta unificada. La transformación ha supuesto pasar de varios sellos en función de las distintas categorías del juego (Eduland, Playland, Miyo, Jappy…) a una única marca, El Corte Inglés” Un equipo propio ha diseñado las ilustraciones, actualizado la imagen y desarrollado el packaging de estos juguetes.

De esta forma, se ha recreado en los talleres de Tomás de Bretón (Madrid) "un mundo onírico, mágico, dotado de luz y aroma propio. Un espacio en el que árboles, plantas y mariposas gigantes hacen al visitante sentirse dentro de un mundo de gigantes, un escenario perfecto para presentar los juguetes de su marca propia y las últimas tendencias", afirman desde la compañía.  

Durante varias semanas se mostrarán a profesionales las últimas tendencias dentro de un showroom, en el que también se ha trabajado el juguete como elemento decorativo. Después de su estreno en los talleres de Tomás Bretón, está previsto que el showroom se replique esta Navidad en algunas tiendas de El Corte Inglés.

Bailarinas de trapo que saltan de planta en planta, un despliegue de diversos tipos de peluches que en grupo o en solitario observan al visitante desde las ramas más altas de los árboles. Plantas gigantes que albergan puzles que brillan y lucen, juegos magnéticos que recuerdan a los recortables desde una forma renovada. Artículos de madera sostenible para los más pequeños y juguetes para niños con necesidades especiales. 

"Caminos y puentes de madera rodeados de musgo y arena de playa trasladan al visitante a un mundo onírico donde los enigmáticos ojos de una jirafa a tamaño natural invitan a hacerse un tierno selfie y a pasar por debajo de ella", detalla la empresa. 

La marca de juguetes El Corte Inglés respira y transmite una imagen que la sitúa en esa tendencia del regalo que se elige por parte de la persona que hace el obsequio, un juguete que hace ilusión, que gusta regalar... y que también, cada vez más, se pide de forma más directa por el parte del propio destinatario.