Publicidad
Lar España

Lar España multiplica por siete el beneficio neto en la primera mitad de 2022

Lar España multiplica por siete el beneficio neto en la primera mitad de 2022

La socimi Lar España ha obtenido entre enero y junio de 2022 unos ingresos totales de 42,1 millones de euros, un 5% más que los 40 millones de euros obtenidos en el primer semestre del año pasado.

Al alza de los ingresos se añade un incremento del 4,1% sobre junio del año pasado y del 3,2% sobre el pasado diciembre en la valoración independiente de los nueve centros y cinco parques comerciales propiedad de la socimi, realizada por las consultoras JLL y Cushman & Wakefield. Si en diciembre de 2021 dicha valoración ascendió a 1.424 millones de euros, al cierre de junio fue de 1.470 millones de euros, 46 millones de euros más, con una revalorización del 53,6% respecto a sus valores de adquisición.

El incremento contable del valor de los activos hace que el ebit sea de 67,7 millones de euros, 4,5 veces superior a los 14,9 millones de euros del mismo semestre de 2021. El beneficio neto entre enero y junio de este año fue de 54,9 millones de euros, 7,1 veces superior a los 7,7 millones de euros del mismo periodo del año pasado.

En la información presentada hoy por la socimi al regulador y a los mercados, José Luis del Valle, presidente del Consejo de Administración de Lar España, ha calificado como excelente noticia la subida del 4,1% de la valoración de los activos de la compañía. “Estos relevantes resultados son, en todas sus líneas, la consecuencia directa de una estrategia exitosa. El carácter dominante y la destacada influencia comercial de nuestros activos nos hacen especialmente resilientes. Ser sus únicos propietarios nos permite, además, optimizar la capacidad de decisión y atraer a los mejores inquilinos, aspectos muy relevantes que nos han conducido a incrementar de nuevo el valor de nuestros activos. Desde el punto de vista operativo seguimos demostrando nuestras capacidades y diferenciación. Si a ello añadimos el óptimo endeudamiento, a tipo fijo y largo plazo, y el plan de inversiones y rotaciones previstas hasta 2025, la compañía está en condiciones de consolidar su actual liderazgo sectorial y maximizar la rentabilidad para el conjunto de sus accionistas”.

La compañía mantuvo en sus activos una ocupación del 95,3% en el primer semestre. Más del 60% de sus contratos tienen vencimientos más allá de 2025. En el semestre se rotaron 26.307 metros cuadrados de superficie comercial, que representan un porcentaje anualizado de rotación del 10%. Además, continuó con su política de mejora y desarrollo de activos con la inversión de cinco millones de euros en el primer semestre de este año, con los centros Megapark, en Baracaldo, y Gran Vía, en Vigo, como principales destinatarios de las mejoras.

Entre enero y junio de 2022, en sus centros y parques comerciales se cerraron ventas finales por valor de 464,1 millones de euros, un 21,3% más que en el primer semestre de 2021 y en términos comparables un 11,2% más que en el primer semestre de 2019. La afluencia a los catorce activos ascendió a 37,8 millones de visitas en el primer semestre de este año, un 13,8% más que en el mismo periodo de hace un año.

Plan de negocio

En la información remitida al regulador, Lar España recuerda que ha activado un nuevo plan de negocio, que contempla inversiones por valor de más de 500 millones de euros hasta 2025 para adquirir centros o parques comerciales Tier 1 con fuerte potencial de crecimiento y además desarrollar nuevos proyectos en el medio plazo.

Establece asimismo el objetivo de incrementar alrededor de un 7% anualmente en el periodo 2022-2025 los ingresos totales de su cartera y, con ello, la valoración de sus activos. Espera también incrementar la ocupación media desde el 95,3% actual hasta alrededor del 98%, y así elevar anualmente alrededor de un 8% el margen de explotación hasta 2025. Además de invertir más de 500 millones de euros en los próximos tres años, la compañía acelerará su política de rotación de activos no estratégicos, que podría aproximarse hasta el 30% de la actual cartera y suponer unos ingresos adicionales de más de 400 millones de euros.

Esta política combinada permitirá a la socimi mejorar todavía más su porfolio y elevar hasta dos dígitos el retorno total anual para los accionistas, al sumar a los dividendos sobre resultados los extraordinarios obtenidos por desinversiones. El objetivo es que en 2025 el endeudamiento de la socimi siga siendo moderado, porque otro de los objetivos centrales del plan es mantener el rating de Fitch en su actual calificación BBB estable, confirmada por la agencia de calificación este mismo mes, tanto para la compañía, como para el conjunto de su deuda.