Publicidad

Las terrazas de Beer&Food vuelven a ofrecer sus platos

Las terrazas de Beer&Food vuelven a ofrecer sus platos

Siguiendo las directrices marcadas por el Gobierno y las autoridades sanitarias, las terrazas estarán habilitadas al 50 % de ocupación, e irán adaptando su aforo en función de la normativa vigente para cada fase. Beer&Food vuelve a ofrecer servicio a mesa, dentro de su programa “Safe&Health - No Contact Service”.

“Seguimos avanzando, en nuestro compromiso con la sociedad y la reactivación económica. Fuimos de las pocas compañías en tener claro desde el principio que debíamos mantenernos operativos, mientras que fuese posible, adaptando nuestros procesos y protocolos a esta nueva realidad. Apostamos por el Safe&Health No-Contact Delivery primero, y el No-Contact Take Away, después. Y seguimos trabajando a fondo para ofrecer el mejor servicio con las máximas garantías de seguridad e higiene para todos, en las diferentes fases establecidas para esta desescalada”, señala Sergio Rivas, CEO de Beer&Food.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, la cadena ha apostado por la implantación de un plan de prevención en sus locales integrado por dos vías de acción. El primero es el protocolo Safe&Health, donde se reforzaron todas las medidas preventivas en relación a los Planes de Higiene y Sistemas APPCC de los establecimientos. Incluye protocolos para los empleados como el uso de guantes, mascarillas y pantallas de protección, la prohibición de portar objetos personales durante la jornada o la higiene de manos. Extrema, además, los procedimientos de limpieza en todos los puntos de contacto del restaurante en períodos de 30 minutos, entre otros. 

Por otro lado, el grupo ha apostado también por el No-Contact Service: un nuevo planteamiento de servicio al cliente adaptado a cada fase de la desescalada, donde no se produce contacto físico entre las partes en ningún momento, ni en el restaurante (sala o terraza) ni en el momento de entrega, tanto en delivery como en los pedidos para recoger en el restaurante.

Respecto a la Fase 1 de desescalada, se han delimitado en el suelo las distancias de seguridad en todas las zonas de flujos de personas, empleados o riders.

En las terrazas, todas las mesas y sillas se desinfectarán tras el uso de cada cliente. Además, el mobiliario estará dispuesto asegurando la distancia mínima de dos metros y el tránsito de personas. Tal y como indica la normativa, las terrazas albergarán un máximo de 10 personas por mesa, garantizando que se respetan las distancias mínimas de seguridad interpersonal.

Como medidas adicionales de higiene, las mesas no dispondrán de servilleteros o utensilios, sino que se entregarán de forma individual en el momento de servir a los clientes. Asimismo, a la hora de realizar el pedido, se facilitará a los clientes el uso de códigos QR para descargar las cartas a través del teléfono móvil.

Para evitar un uso indebido de las máquinas de refill, habrá un empleado responsable de dispensar las bebidas a los clientes.

En la medida de lo posible, se fomentará el pago con tarjeta u otros medios contactless. Los datafonos se desinfectarán tras cada uso si el empleado que lo utiliza no es el mismo, o si el cliente debe tocarlo para introducir el pin. En el caso de pago en efectivo, bien en mesa, bien en mostrador, se evitará cualquier tipo de contacto directo entre las partes.

Cada restaurante dispondrá en la puerta de dos mesas especiales diferentes: una asignada a los pedidos No-Contact Take Away, y otra para los pedidos de entrega a domicilio No-Contact Delivery. En aquellos restaurantes con una sola entrada y estrecha, la entrega de pedidos take away se realizará en el mostrador.

El personal del establecimiento anunciará los pedidos en voz alta cuando estén listos, para que clientes o riders se acerquen a por ellos a sus respectivas mesas, sin que se produzca ningún tipo de contacto.