Publicidad

Lidl invertirá 400 millones para abrir 40 tiendas en España este año

Lidl invertirá 400 millones para abrir 40 tiendas en España este año

Lidl continúa consolidando su crecimiento en España, un país donde este año prevé invertir 400 millones de euros para la apertura de 40 supermercados.

En los últimos años, la cadena afronta un acelerado plan de expansión, que se está traduciendo en un incremento de su implantación territorial y un aumento de la facturación. En su hoja de ruta para los próximos ejercicios se plantea invertir 1.500 millones de euros para abrir nuevos establecimientos y cuatro plataformas logísticas.

"El compromiso de Lidl con España es firme y seguiremos abriendo tiendas y comprando producto español, generando riqueza y empleo a lo largo de todo el país", ha asegurado el director general corporativo de Lidl en España, Ferran Figueras.

Actualmente, la compañía cuenta con más 630 supermercados repartidos por todo el territorio nacional y un total de 11 plataformas logísticas. Y encara 2022 como un ejercicio de "crecimiento, inversión y generación de empleo". "En España vemos potencial para seguir creciendo, tenemos margen de crecimiento y a ese ritmo de 40 aperturas anuales queremos ir en los próximos años", ha recalcado el directivo.

En 2020, Lidl aportó más de 6.500 millones al PIB español (de forma directa, indirecta e inducida), lo que ya representa el 0,64% del total, con un crecimiento medio del 9,5% durante los últimos cuatro años. Un dato que en opinión de Figueras "refleja el importante papel que juega la actividad de Lidl en España", donde, por cada euro de beneficio obtenido, generó otros 18,60 euros adicionales a la economía nacional.

Promotor de la Marca España

Una de las claves del impacto positivo que ejerce la actividad de Lidl en España es su apuesta continua por el producto nacional, que no solo comercializa en sus establecimientos españoles sino también en su red de más de 11.500 tiendas en una treintena de países, lo que genera de forma directa, pero especialmente indirecta e inducida, un importante volumen de riqueza y empleo en el país.

Desde su llegada a España, en 1994, la compañía ha adquirido producto nacional por valor de más de 50.000 millones de euros y se ha consolidado como una de las principales plataformas de exportación del sector agroalimentario español.

En 2020 Lidl aumentó un 8% la exportación de productos agroalimentarios españoles, hasta alcanzar los 2.680 millones de euros, superando los 7.500 millones en los tres últimos ejercicios. Como consecuencia, en los últimos cinco años, Lidl ha contribuido a reducir el déficit de la balanza comercial española en un 5,9%, según el Informe de Impacto Corporativo 2020 de Lidl en España, elaborado por la consultora PwC.

En cuanto a la creación de empleo, la cadena ha creado unos 1.000 puestos de trabajo en 37 de las 52 provincias españolas. En el caso de Madrid y Barcelona se trata de empleo directo vinculado con el desarrollo de la actividad de Lidl, mientras que provincias como Murcia, Almería y Valencia se benefician fundamentalmente del empleo indirecto, principalmente en la agricultura y la ganadería.