Publicidad

Lidl renueva su equipo directivo

Lidl renueva su equipo directivo

Coincidiendo con el ascenso de Michael Aranda a responsable en el consejo internacional, Claus Grande, hasta entonces director general de ventas, fue nombrado CEO en nuestro país. Con su llegada, Sergio Pérez y José Alberto Chueca se incorporaron a la dirección general como máximos responsables del área de ventas y operaciones.

Lo mismo ha sucedido ahora con Arminda Abreu, quien, tras ocupar distintas posiciones de responsabilidad a nivel nacional y dirigir en esta última etapa la delegación de Canarias, ha sido nombrada directora general de RRHH. En el caso de Chueca y Abreu, ambos han tenido también responsabilidades a nivel internacional en otros países donde Lidl está presente. Con este último nombramiento de Arminda Abreu, la cadena cierra la remodelación de su Consejo en España.

Además, para reforzar el crecimiento de la compañía y adaptarse a las nuevas formas de consumo y de relacionarse con el cliente, la dirección general cuenta con el apoyo directo de un área estratégica para la compañía, que lidera Carlos González-Vilardell y que integra los departamentos de RSC, digital, marketing y comunicación, con el objetivo de potenciar la apuesta de Lidl por la comunicación multicanal, el e-commerce, el CRM y la sostenibilidad.

En los últimos meses también se han producido importantes cambios en la dirección regional, para los cuales la Dirección General ha priorizado nuevamente la promoción interna y la confianza en los jóvenes talentos. Así, Raúl Sanz (37 años), Luis Eladio González, Sophie Chatel y Miquel Alberola han sido nombrados recientemente máximos responsables de las delegaciones de Madrid, Canarias, Andalucía Occidental y Murcia, respectivamente. Todos ellos son profesionales que han ido evolucionando en la casa, ocupando distintas posiciones de responsabilidad en áreas como ventas o logística, hasta alcanzar los conocimientos necesarios para dirigir una delegación.

Desde hace años, el 90 % de los puestos de mando se ocupan a través de promociones internas. Este dato es consecuencia de la apuesta de Lidl por el desarrollo del talento interno y la confianza en sus equipos. Desde 2005 Lidl cuenta con un programa de formación para futuros directivos, diseñado para detectar perfiles con capacidades de alta dirección, a los que se les acompaña a través de una formación interna transversal e internacional, que se complementa con la formación en escuelas de negocio externas de gran prestigio.