Publicidad
Lidl

Lidl sigue creciendo en Cataluña

Lidl sigue creciendo en Cataluña

Lidl sigue reforzando su presencia en Cataluña y, en este caso, en la provincia de Barcelona inaugurando su nueva tienda en Vilafranca del Penedès, localidad donde ya lleva 15 años ofreciendo sus servicios. Tras derribar por completo su anterior establecimiento, la cadena de supermercados estrena ahora en la misma ubicación unas instalaciones más sostenibles, cómodas y amplias para ofrecer un mejor servicio y experiencia de compra a sus clientes.

La compañía ha invertido cerca de cinco millones de euros en su construcción y equipamiento y, además, ha confiado su ejecución a empresas locales. Asimismo, la apertura de este nuevo centro ha supuesto la creación de 15 nuevos puestos de trabajo, para una plantilla total de 35 personas.

El nuevo punto de venta, dispone de un aparcamiento de más de 150 plazas (con puntos de recarga para vehículos eléctricos) y de 1.300 metros cuadrados de sala de ventas (un 30% más respecto a la anterior tienda) en los que los vilafranquines podrán encontrar variedad de productos frescos (como fruta y verdura, carne y pescado o pan y bollería recién horneada) y también de nevera, secos envasados, bebidas, cosmética, higiene personal, limpieza y artículos de bazar. Todo ello complementado con acciones periódicas como sus semanas temáticas de alimentación internacional, cada vez más referencias regionales, y un surtido de Navidad de sus marcas propias Deluxe, D’OR y Favorina.

En el marco de su compromiso con la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de CO2, para esta apertura Lidl ha puesto en marcha medidas de eficiencia energética, como la iluminación LED, el sistema de gestión domótica o la instalación de 900 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos.

Lidl en Cataluña

La inauguración de este nuevo espacio comercial en Vilafranca del Penedès refleja, una vez más, la apuesta de Lidl por Cataluña, región en la que lleva cerca de 30 años generando riqueza y donde ya cuenta con más de 120 establecimientos y una plataforma logística en Montcada i Reixac (Barcelona), con previsión de inaugurar otras dos en Martorell (Barcelona) y Constantí (Tarragona) en el futuro.

Gracias a su actividad, el impacto de Lidl en la comunidad ya roza los 1.100 millones de euros anuales aportados al PIB (un 0,56% del total) y supera los 22.800 empleos directos, indirectos e inducidos generados (un 0,68% del total), según datos de PwC.