Publicidad

Mercadona estrena un nuevo almacén logístico en Portugal

Mercadona estrena un nuevo almacén logístico en Portugal

Mercadona ha invertido 24,5 millones de euros en la puesta en marcha de un nuevo almacén en el centro logístico de Póvoa de Varzim (Portugal). En concreto, la valenciana ha ampliado su capacidad de almacenamiento con la creación de una nave de 12.000 metros cuadrados.

Este nuevo almacén se ha construido sobre una parcela de 50.000 metros cuadrados anexa a la que ya tiene en funcionamiento desde 2019 con otras dos naves más, y viene dar respuesta a la evolución del proyecto de expansión de la empresa en Portugal.

Se destinará a almacenar las frutas y verduras que salen diariamente para los supermercados portugueses de la cadena, y tendrá una zona, con aproximadamente 3.000 metros cuadrados, dedicada a la gestión de envases.

Adicionalmente, la parcela donde se ubica el nuevo almacén cuenta con un área de 17.000 metros cuadrados de zonas verdes y 100 plazas de aparcamiento, dos de las cuales están destinadas a la recarga de vehículos eléctricos, conectados a la red MOBI.E, cumpliendo con el compromiso de la empresa con la movilidad eléctrica.

Mercadona puso en funcionamiento el bloque logístico de Póvoa de Varzim en 2019 con una inversión de 60 millones de euros. Con esta nueva operación, la empresa ya ha invertido un total de 84,5 millones de euros en este complejo portugués, que cuenta con tres naves construidas en un área total de 100.000 metros cuadrados, que totalizan 350 puestos de trabajo.

Nuevos proyectos

En este 2022, la empresa española comenzará las obras de un nuevo centro logístico en Portugal, que estará ubicado en la zona lisboeta de Santarém. Además, a lo largo de este año prevé abrir tiendas en las ciudades norteñas de Guimarães, Braga o Póvoa de Varzim, y comenzará su actividad en la región de Lisboa con algunos supermercados que inaugurará en Santarém, Sintra, Montijo o Setúbal.

Para su expansión en la capital del país, Mercadona inauguró en septiembre pasado un centro de innovación en Lisboa, el segundo en Portugal, y en el que ha invertido 2,2 millones de euros para adaptar su oferta a los hábitos y preferencias del consumidor local y desarrollar productos nuevos.