Publicidad

Repsol probará su tecnología de gestión energética en activos llevados por CBRE

Repsol probará su tecnología de gestión energética en activos llevados por CBRE

La propiedad está gestionada por el área de Property Management de CBRE. Repsol gestiona de forma eficiente la energía aplicando algoritmos de inteligencia artificial y optimización avanzada en los procesos de climatización y de cadena de frío, proporcionando un ahorro en el consumo eléctrico, al tiempo que se reducen las emisiones de CO2.

En concreto, la aplicación de este desarrollo en De la Vega Business Park (en el que Savills Investment Management tiene a su cargo el Asset Management) supondrá una optimización de la climatización en el parque empresarial.

En las etapas preliminares del desarrollo, realizado en el laboratorio de microrredes del centro de investigación Repsol Technology Lab, el Energy Management System (EMS) ha mostrado ahorros de hasta el 20% en el consumo eléctrico asociado a la climatización y de hasta el 40% en la cadena de frío.

El EMS cuenta con tecnología propia basada en algoritmos de inteligencia artificial, modelización física de los activos y optimización avanzada. Recoge distintos parámetros, como la potencia requerida, los patrones de uso, el precio de la electricidad en cada momento o el pronóstico del clima y analiza en tiempo real el comportamiento de diferentes equipos prediciendo la demanda energética de los usuarios. Con estos datos, el sistema determina las condiciones óptimas para cada dispositivo y actúa de forma automática sobre ellos para proporcionar ahorros energéticos.

En una fase posterior, se podrá integrar en la gestión energética inteligente los sistemas de almacenamiento energético, la generación distribuida fotovoltaica y la recarga de vehículos eléctricos.

Además, Repsol está desarrollando un dispositivo que agrega sistemas EMS para que operen como si fueran una sola entidad en el mercado eléctrico. De este modo, el sistema conocido como VAM (Virtual Asset Management) actuará frente al mercado suministrando energía o disminuyendo la demanda de sus clientes, respetando en todo momento las necesidades de cada consumidor. Este sistema proporcionará estabilidad y flexibilidad a la red balanceando el carácter intermitente de la generación de energía renovable y contribuyendo a un mayor ahorro en la factura de los clientes.

“Para España y Portugal, estamos a las puertas de la aparición de la figura del prosumer o prosumidor en los mercados eléctricos. La gestión agregada de activos distribuidos y, por consiguiente, su participación en los mercados eléctricos de forma agregada dará la opción al consumidor de pasar a jugar un papel activo en el mercado eléctrico y se generarán ahorros por la flexibilidad con la que se dotará al sistema”, ha subrayado Fran Martínez, director de servicios técnicos de gestión en CBRE.