Publicidad

El retail supondrá un 16% de la inversión en 2021

El retail supondrá un 16% de la inversión en 2021

Aun así, la consultora espera que el montante se reduzca un 33% durante este año y que el segmento tenga un peso del 16% en la inversión total. Prevé una inversión de alrededor de 2.000 millones de euros.

Las yields prime del sector se mantendrán estables. En centros comerciales, pasarán del 5,30% a 5,35%, en parques de medianas del 5,5% al 5,4%, mientras que en high Street ascenderán del 3,45% al 3,55%.

La incertidumbre provocada por las distintas medidas restrictivas ha afectado a las rentas prime. En el segmento de high Street la caída en 2020 fue superior al 15%. En centros comerciales la bajada fue del 10%, pero se espera una subida del 3% durante este año. Los parques comerciales se han mostrado especialmente resistentes y, aunque las rentas prime cayeron un 12,5% el año pasado, JLL espera que repunten un 10% durante este ejercicio.

En este contexto, los capital values para el comercio de calle descendieron más de un 20% durante 2020 y no se espera su repunte hasta 2022. Sin embargo, la recuperación paulatina del valor de los centros comerciales comenzará en 2021 con un ascenso del 2%. A esta cifra se suma un aumento anual promedio del 3,8%, entre 2022 y 2024.

El e-commerce ha irrumpido con fuerza y ha pasado de suponer un 5% a un 10%. Aunque el crecimiento se ralentizará y probablemente se reducirá levemente este año, un gran porcentaje de compradores online seguirán usando este canal. El potencial es especialmente grande si se tiene en cuenta la penetración del comercio online en otros países del entorno como Reino Unido o Alemania.

La flexibilidad seguirá siendo una de las claves del retail. Los alquileres y los formatos más adaptables serán cada vez más importantes para las estrategias inmobiliarias de los comerciantes en un entorno cada vez más dinámico. El diseño de proyectos de usos mixtos es una opción para revitalizar centros comerciales. Aun así, existe un desfase entre la agilidad con la que se necesitaría adaptar los activos y la lentitud a la hora de conseguir los permisos para cambiar de usos.

Los consumidores piden accesibilidad, conveniencia y sostenibilidad. Además, las redes sociales tienen un papel cada vez más importante en la identificación de los calores de marca y la motivación de los consumidores.

Los retailers deben entender la demanda y fomentar la innovación para acelerar el crecimiento y limitar los riesgos. Los espacios flexibles ofrecen oportunidades para comprobar la demanda de productos, reforzar el conocimiento de marca y gestionar los costes.

Por su parte, los inmuebles dedicados a la alimentación atraerán más capital y ganarán cuota de mercado en la inversión inmobiliaria. Su atractivo radica en que facilitan la demanda de conveniencia, visitas regulares y producto fresco por parte de los consumidores. Cuentan con ubicaciones cercanas a los clientes y muy accesibles, además de con contratos de larga duración y probablemente renueven sus acuerdos de alquiler para proteger su cuota de mercado. Ofrecen la posibilidad de desarrollos alternativos y es probable cerrar operaciones a valores residuales elevados.

El sector debe afrontar una recuperación “verde” y JLL asegura que los operadores que pongan la sostenibilidad en el centro de su negocio saldrán reforzados en los próximos años. Los consumidores son cada vez más intolerantes con las prácticas poco eficientes y la producción de bienes, el exceso de existencias y las devoluciones son obstáculos que los retailers deben superar.

Por eso pueden basar su estrategia en reciclar, revender y alquilar bienes, implantar tecnologías para calibrar la demanda y limitar el exceso de existencias y utilizar tiendas y almacenes energéticamente neutrales o con certificación ecológica.