Publicidad

El Tormes inaugura una exposición de arte sostenible

El Tormes inaugura una exposición de arte sostenible

Se trata de una original muestra donde se mostrarán esculturas realizadas con material reciclado, fundamentalmente plásticos. Así, el centro comercial acoge un proyecto de transformación creativa de plásticos en desuso y reciclaje artístico ideado por Juan Cabrera.

La exposición, que permanecerá abierta al público hasta el 4 de julio, estará dividida en seis espacios. Además de disfrutar del arte sostenible, se podrá conocer muchos detalles sobre cómo afectan los residuos plásticos a nuestro mundo. “Planeta Tapón” no solo es una exposición artística, es también una llamada de atención para que busquemos alternativas al uso del plástico y para que se avance en el reciclaje de residuos.

Uno de los espacios de la muestra estará compuesto por una gran red de pesca donde se acumulan envases, tapones, tubos, bolsas, cubiertos de plástico... Representa la cantidad de plástico que consume una persona en un año. En el panel informativo se podrá conocer el tiempo que tarda cada uno de estos residuos en degradarse.

Dinosaurios y palmeras, realizadas con envases, tapones, rotuladores y pequeñas piezas de plástico conforman el segundo espacio de la muestra. Estos animales gigantes vivieron sin plásticos, no como los protagonistas de otro espacio de “Planeta Tapón”: los animales marinos.

Se calcula que el plástico mata a un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos y tortugas cada año. En esta parte de la exposición se podrán ver esculturas de un delfín, peces, un cachalote, un caballito de mar, medusas, pulpos…

El ser humano es creativo por naturaleza y está diseñando alternativas al plástico: envoltorios de cera de abeja, cepillos de dientes de bambú, pastillas de champú sólido, botellas reutilizables de acero inoxidable o cristal... Aunque esto no es suficiente para acabar con la contaminación de plástico. En este espacio se mostrará un planeta rodeado de extraterrestres y otros personajes de fantasía.

Los robots y la tecnología pueden ayudarnos a limpiar el planeta de plásticos, pero se necesita un cambio drástico en nuestros hábitos de consumo para conseguir parar la contaminación. De ahí que esculturas de robots de distintos tamaños y naves espaciales graviten sobre esta zona de la muestra.

La exposición se completa con esculturas de un mono, serpientes, un elefante, un cocodrilo, una rana, una jirafa, zancudas, murciélagos, insectos… Todos estos animales corren un riesgo: enredarse en las bolsas de plástico y otros desechos que ensucian y degradan nuestro entorno. Además, pueden confundir el plástico con alimento.

Asimismo, aprovechando esta muestra, El Tormes organizará dos talleres infantiles (para niños a partir de 8 años) los días 3 y 4 de julio, donde se enseñará a los más pequeños a crear su propio dinosaurio utilizando elementos reciclados.