Publicidad

"Estamos más fuertes que nunca para enfrentar esta crisis"

"Estamos más fuertes que nunca para enfrentar esta crisis"

Acerca de los descensos que se han observado entre las empresas cotizadas en bolsa, especialmente en el segmento del retail y el hecho de que hasta ahora los inversores han sido vistos como de alto rendimiento con respecto a la política de dividendos, Miguel Pereda argumenta que “el problema con Lar España y todas las demás empresas centradas en el comercio es que no éramos bien vistas por el mercado antes de la pandemia. En mi opinión, hubo muchos malentendidos cuando intentaban trasladar lo que sucedió en el sector de los centros comerciales en Estados Unidos y extenderlo al continente europeo y a todas sus empresas. Por tanto, esa era una situación anterior a la pandemia, ya que el uso del retail ya estaba sufriendo y ahora, además de eso, tenemos una tormenta en el mercado bursátil que está afectando las acciones de todas las principales compañías que cotizan en todos los sectores, el nuestro incluido”.

Por eso, “cuando comparan los valores por m2 con la brecha de descuento, y si se tiene en cuenta cuál es el valor de la empresa hasta la fecha, creo que es fácil de entender que ha habido una reacción exagerada”, concluye. En cuanto al caso de Lar España, una de las mayores socimis españolas centradas en el retail y los centros comerciales, “a lo largo de su trayectoria, uno de los puntos principales siempre ha sido su masa crítica, con activos sólidos en la ubicación correcta, etc. A partir de ahora, estos argumentos son aún más válidos que en el pasado”.

Mirando hacia el futuro, Miguel Pereda cree que “a corto plazo, el desarrollo de proyectos va a sufrir en general, y estoy muy seguro de que la diferenciación entre los activos buenos y los malos va a aumentar. Por lo tanto, creemos que tener la masa crítica en términos de gestión y relación con los inquilinos será la clave en el futuro y que la inversión en tecnología será uno de los pilares para el éxito. Eso es aún más importante hoy que hace un par de meses y la fortaleza de Lar España en todos esos aspectos clave ahora es, incluso, mayor que en el pasado”.

La compañía asegura que sus centros están en condiciones de garantizar todas las medidas de seguridad higiénico-sanitarias, de distanciamiento social y de comunicación a los consumidores, que requieren la situación y los protocolos establecidos por las autoridades cuando se produzca la apertura. Los activos cuentan con una ocupación del 97 %, casi equivalente a la plena ocupación técnica. Además, Lar España es propietaria en la inmensa mayoría de los casos, del 100 % de sus activos, teniendo un control total en la toma de decisiones de cada uno de ellos.

Sus activos, junto con otras 22 unidades comerciales dedicadas a la alimentación, son claramente dominantes en sus áreas de influencia y están localizados generalmente en áreas geográficas con mayor renta per cápita que la media española, alcanzando más de 600.000 m2 de superficie comercial. Así, Lar España ha batido al mercado de forma consistente durante los últimos 16 trimestres, con unos resultados operativos sólidos. El año 2019 logró un incremento del 9 % en EBITDA y un 45 % en EPRA Earnings.

Lar España cuenta con una base de arrendatarios sólida, diversificada y de gran calidad. El peso de los 10 primeros arrendatarios en términos de rentas se sitúa en el 37 % y cerca del 60 % de los contratos con operadores tiene un vencimiento mayor a cinco años.