Publicidad

En busca de un impacto menor en el entorno

En busca de un impacto menor en el entorno

Alberto Rodríguez

director de operaciones de Carmila España

Nuestra sociedad está cada vez más comprometida con el buen uso de los recursos naturales, la reducción de la contaminación, el desarrollo sostenible a nivel local y la igualdad de oportunidades, por lo que los centros comerciales, como lugar de encuentro de millones de personas a diario, no solo no pueden estar ajenos a esta evolución, sino que tienen que integrarse y aportar para lograr que el entorno donde se ubica sea mejor.

Cuidar de los recursos naturales que sostienen nuestro modelo de negocio es una preocupación creciente en nuestro sector y más en este contexto de cambio social y climático.

Las políticas que sigue cada propiedad son variadas, pero, normalmente, se basan en tres pilares: protección del medio ambiente, desarrollo local y compromiso con los colaboradores.

Las iniciativas que confirman este compromiso de los centros comerciales con la eficiencia y la sostenibilidad son múltiples. Algunos ejemplos son programas de reducción de la emisión de CO2, aumento de la generación de energía verde y la reducción de generación de residuos no reciclables y planes de reducción del consumo de agua y electricidad e impulso de las tecnologías LED.

Hay cada vez una mayor conciencia de impactar lo menor posible en caso de los nuevos desarrollos y proyectos. También se está dando un impulso del transporte público y de medios alternativos al vehículo privado y fomentando iniciativas encaminadas a enraizar el centro comercial con el entorno local. Asimismo, se han incorporado cláusulas relacionadas con el respeto del medio ambiente en los contratos de arrendamiento y se han conseguido certificaciones medioambientales.

Los centros también han impulsado los locales de economía colaborativa, caritativa y sostenible, apoyando a nuevos emprendedores y al comercio local.