Publicidad
caleido

Nuevas marcas se incorporan a Caleido

Nuevas marcas se incorporan a Caleido

Caleido sigue sumando operadores y nuevas experiencias. Amplía su oferta comercial de moda, joyería y restauración y da la bienvenida -este mes de septiembre- al proyecto artístico HotArt, en el que participa el laboratorio creativo Urvanity, y que presenta una amplia oferta de propuestas de arte público y de creación contemporánea de vanguardia, de la mano de artistas nacionales e internacionales.

Caleido suma operadores de moda y se añade a su oferta comercial la esencia gallega de Roberto Verino, la firma italiana Calzedonia y la cordobesa Silbon. También se incorporan las gafas MÓ de Multiópticas, compañía líder en el sector óptico, y las joyas trendy de Singularu.

La oferta gastronómica de Caleido recibe los desayunos americanos de La desayunería, los cafés de Starbucks, la panadería y pastelería de Santagloria, el ambiente natural de Café Botanique, los zumos naturales de Juicy Avenue, la comida sana popular de Honest Greens, las mejores ensaladas de Petit Appetit, las tapas y el jamón de MásQMenos y la comida mexicana 100% genuina de Tacos Don Manolito.

Caleido también es arte

Bajo el comisariado del laboratorio creativo y plataforma del nuevo arte contemporáneo Urvanity, Caleido se va a convertir en un espacio con experiencias únicas de referencia y en el destino ideal del arte público en Madrid. De acuerdo con el compromiso con las distintas expresiones artísticas y con la creatividad, Caleido quiere ser el epicentro del arte urbano y de la creación contemporánea de la ciudad. A partir de este mes de septiembre, Caleido contará con el artista gallego Nano4814, las instalaciones coloridas de Quintessenz, las esculturas y fuentes monumentales de Lukas Ulmi, las sorprendentes piezas de Spy y los murales e intervenciones de Boamistura, Sabek, Agostino Lacurci y Thiago Mazza.

caleido nuevas aperturas 3.jpg

Nano4814 sorprenderá a los visitantes de Caleido con su obra formada por globos de colores brillantes comprimidos y a punto de estallar. La pieza es una alegoría de su propia práctica artística y refleja la fragilidad, el equilibrio y el sometimiento a la presión. El espacio es la inspiración para Quintessenz. Su instalación urbana está entre la arquitectura y la naturaleza y pretende provocar sentimientos sorprendentes en el visitante de Caleido a partir de las formas y el lenguaje del color.

El espectador o espectadora también se enfrentará a las formas de Lukas Ulmi. El artista suizo afincado en Valencia presentará en Caleido una pieza reducida a mínimas varillas soldadas en sus extremos y cuyas formas giran literal y metafóricamente en torno al cubo. No abandonamos la geometría porque la esfera del artista madrileño Spy no dejará a nadie indiferente. Sus obras quieren ser un paréntesis en la inercia autómata del urbanita, unos pellizcos de intención que se esconden en una esquina para quien se quiera dejar sorprender.

Boamistura nos hablarán de utopía. El diseño se dividirá en 4 tramos y reproducirá la palabra “utopía” de forma geométrica y abstracta para generar un bucle que conecte su inicio y su final y que permita ser repetida indefinidamente. La intervención quiere representar, por un lado, la imposibilidad física del móvil perpetuo y, por otro, una sociedad futura mejor. En cambio, el mural de Sabek planteará, con sus formas y colores, una reflexión en torno al ser humano y su relación con la naturaleza. El estilo geométrico, simple, limpio e inconfundible de Agostino Lacurci, también estará en Caleido. En su obra aparecen figuras aplanadas envueltas en entornos naturales, eternamente suspendidas, en atmósferas indefinidas que nos llevan a un estado transitorio que cautiva la mente. Y, por último, uno de los principales exponentes del muralismo contemporáneo brasileño, Thiago Mazza, asombrará con plantas tropicales de estructura exuberante y denso follaje.